Hoy compartimos: Mascotas

Hace poco descubrí «Hoy Compartimos». Es un encuentro de blogs con contenido propio en el que, desde diferentes perspectivas, abordan un tema común. El último lunes de cada mes nos juntamos con nuestras propuestas. Y no podía llegar en mejor momento ¡el tema de noviembre es «Mascotas»!mascotas

Los que me conocen, aunque sea de vista (voy por la calle flanqueada por dos perros muy dispares) ya saben que me encantan los animales. El que me den libertad para hablar de ellos es casi temerario, podiría estar horas. De pequeña era mono temática e insufrible: yo quería algún animal. Metí en casa hámsters, perros, gatos, e incluso un pollo que compre en el mercado, y no un pollito, sino uno señor pollo. Estuve empeñada en rescatar un murciélago y pegaba – sí, pegaba- a los niños que se entretenían con las lagartijas. Muchos de mis mejores amigos de la infancia han sido vagabundos y venían conmigo cada vez que salía de casa.

A los once años llegó mi primer gato. Fue el momento más feliz de mi vida. Hemos convivido con cinco gatos y tres todavía están con nosotros: La Rubia, Catalina y Salem. A esta locura peluda llegó César hace unos años y luego Noa de rebote. Todos y cada uno de ellos me hacen feliz, con sus manías y excentricidades. Y, por supuesto, ninguno es comprado.

De vez en cuando les dedico una entrada. A Catalina ya la conocisteis y  algún día iré hablando de los demás. Así que para no ponerme muy pesada os voy a hablar de ellos al mogollón.mis peludos

Los gatos  son muy cariñosos, en invierno se pegan todo lo que pueden a nosotros y entre ellos lo que no le gusta nada a César, que es pesado hasta la extenuación, pero necesita su espacio vital. Noa, en cambio, está encantada. Se llevan muy bien entre ellos y se lavan (también intentan lavar a César y tampoco le hace gracia). A Noa la ignoran bastante y es que es tan pequeña que a veces La Rubia, gorda ella, la tira al rozarse. Noa le cede absolutamente todo a los gatos, comida incluida (a Salem le gusta su comida) sin embargo defiende su sitio de César. Pero cuando salimos de casa ella se fija en lo que hace el. Un lío ¿verdad?

Este blog habla sobre todo de DIY, de ganchillo y de mis desvaríos. Justamente este tema entra un poco de refilón ya que pensaba esperar a enero para empezar en «Hoy Compartimos». ¡Pero no podía resistirme a hablar de los peludos que viven con nosotros! Sirva para presentarme al resto de mis compañeras blogeriles en este nuevo encuentro.

screenshot

Si te gustan los peludos (o emplumados o escamosos) y quieres ver un montón de ideas y propuestas originales no dejes de pasarte por «Hoy Compartimos» blogfacebook

Con la C de Catalina – Calico – Cat

¡Pues claro! Este mes toca tocaba la C en  el proyecto de Miss Lavanda y yo, que estoy más para allí que para aquí pensando con la C… ¿cansancio? De pronto caigo: ¡con la C de Catalina y César!

Con la C de Catalina Calico Cat

Como no quiero ser pesada – y me pongo muy pesada cuando hablo de mis peludos – hoy os voy a hablar de Catalina. Alguna vez la habréis visto, sobre todo si me seguís en instagram. Catalina es la mas jovencita de mis gatos, siempre será la benjamina aunque tiene ya once años. Es calicó, tiene la cara dividida en dos colores y los ojos verdes o amarillos, según el día. Además es un poco patizamba de las patas de atrás lo que le hace parecerse un poco a un conejo.

Catalina se comunica mucho, maúlla, pero haciendo un delicado «miiiiii» o sólo «mih» según lo que quiera decir. Es muy cariñosa con todos, incluidos los extraños y se lleva genial con César, con el que juega hasta que se harta (ella se harta rápido). Cuando hay mimos te exige más llamándote con la pata y mirando seductora o se tumba boca arriba para que veas lo irresistible que es su barriga. Es bastante pizpireta pero con un toque de elegancia que deja claro cuando está seria o concentrada (momento en el que no para de mover la cola) y le encanta ponerse muy, muy pegada a ti cuando estás a gusto.

Confieso que esta vez me he colado y con tanto lío se me ha pasado la fecha para incluirlo en la fiesta de enlaces ¡ya andamos por la D! ¡Pero de todos modos no quería abandonarlo! Si queréis ver más fotos bonitas con la C pasaos por aquí y no dejéis de echarle un vistazo al blog de Miss Lavanda que es muy interesante.